Anteriormente, la investigación ha demostrado que la división rápida de células cancerígenas exige niveles más altos de azúcar que las células sanas, por lo que a menudo se plantea la siguiente pregunta: ¿el azúcar causa cáncer? Las características de una célula sana en comparación con una célula cancerosa es la dependencia del azúcar que las células cancerosas desean, por lo que la reducción de azúcar es un tratamiento adecuado para matar las células cancerosas. Sin embargo, el tratamiento con este método a menudo ha demostrado ser ineficaz ya que no todos los tipos de células cancerosas responden de la misma manera. Además, aunque la reducción de azúcar puede matar las células cancerosas, en algunos casos, simplemente puede detener su crecimiento y propagación.

ESTUDIO CIENTÍFICO

Un equipo de Singapur bajo el Profesor Asociado de Duke-NUS Koki Itahana y un equipo dirigido por el Dr. Egon Ogris de los Laboratorios Max F Petutz (MFPL) en Austria han identificado por primera vez cómo la reducción del consumo de azúcar ha causado la muerte de células cancerígenas. Identificaron algo conocido como una nueva vía de muerte celular.

GLUCOSA Y SU PAPEL NOVEDOSO

El azúcar no causa cáncer, pero durante mucho tiempo ha sido una de las principales fuentes de energía para las células cancerosas. El estudio dirigido por Singapur descubrió que pequeñas cantidades de azúcar proporcionaban cantidades adecuadas de energía, asegurando la supervivencia de las células cancerosas. Esto ha significado que se ha encontrado otro rol del azúcar fuera del suministro de energía, que ayuda a que las células cancerosas crezcan. Uno de los hallazgos del estudio fue que la privación en el consumo de azúcar provoca una diferencia de voltaje desencadenante en las membranas de las células cancerosas, lo que lleva los iones de calcio a las células cancerosas y, en consecuencia, la muerte celular.

UN ENFOQUE TERAPEUTICO NOVEDOSO

El equipo discutió que la propiedad recién descubierta del azúcar en las células cancerosas se puede utilizar para comprender mejor la relación entre el cáncer y el azúcar. Al combinar la reducción de azúcar y un aumento en los niveles de calcio en las células cancerosas, el equipo logró matar las células cancerosas sin daño a las células sanas. Itahana y su equipo también descubrieron que las células cancerígenas a menudo pierden su capacidad de mantener los niveles de azúcar intracelular después de que se les haya reducido el nivel de azúcar y que esta puede ser la razón por la que no todas las células cancerosas responden a esta forma de tratamiento. En definitiva, este puede ser un camino a seguir para combinar tratamientos con los tipos de células cancerosas, lo que sería una nueva combinación de tratamiento contra el cáncer. El equipo espera que sus resultados desarrollen un nuevo futuro en el tratamiento del cáncer.

Las clínicas de Verita Life ofrecen tratamientos de cáncer integral únicos que son eficaces, científicamente probados y personalizados. En Verita Life, entendemos el cáncer y ofrecemos un enfoque de tratamiento suave y gentil. Nos alegra saber de este estudio liderado por Singapur sobre el consumo de azúcar y su relación con la eliminación de las células cancerosas. Para obtener más información acerca de nuestros tratamientos, contáctenos.

Source: Duke-NUS Medical School